Recomiendo Cultura

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

“Isabel”, en el trono de la ficción española

Imagen

Foto Fuente: RTVE

Victoria M. Ballesteros / @victoriambc

¿Os suena eso de sentarse en el sofá, mando en mano, e ir cambiando de canal compulsivamente? “En busca de la felicidad”, de una pizca… la que se consigue cuando das con algo que te puede entretener en tu fase final del día. Así di yo con el primer capítulo de la serie “Isabel” (la Católica), en la 1 de TVE. ¡Y, encima, sin publicidad! Pues vamos a ello, pensé. ¡Puede ser mi noche de suerte! Y lo fue…

¿Sabéis eso de pegarse a la pantalla sin pestañear? Pues es lo que me pasó. Muy sorprendida después de esa primera toma de contacto, quise más… y más. Así que, cada lunes, después de ese (enorme) espacio que es El Tiempo, fui fiel a mi cita con Michelle Jenner, que ha mezclado la candidez de tiempos pasados con cierta madurez, y personalidad. Está muy bien, lo cual le ha valido varios reconocimientos y premios, como el Fotogramas de Plata. “Demasiado guapa para ser Isabel La Católica”, dicen por ahí. ¿Acaso la conocían? A la auténtica, digo. Ya, ya… Por Juan de Flandes. En todo caso, mejor para Jenner. ¡Cómo somos en España! De envidiosos, me refiero.

Consideraciones banales a parte, os cuento que “Isabel” es un entretenimiento saludable. Te hace pasar un buen rato y te muestra algo de historia. No toda, claro, el guión es el guión, pero lo suficiente para despertar la curiosidad del espectador. ¡Qué algunos nos damos al frikismo! Y tiramos de esa enciclopedia universal: la Wikipedia, para ver quién era quién. Además, por si fuera poco, en la web http://www.rtve.es/television/isabel-la-catolica/ te van desgranado, en paralelo al capítulo, las curiosidades en torno a la trama. También puedes ver la primera temporada, que se centra en la vida de una joven princesa, y su camino hasta la coronación como reina de Castilla en 1474.

Isabel La Católica, esa mujer que alcanzó el poder, una parcela reservada hasta entonces a los hombres. Esto nos pone a las féminas. Y, seamos sinceras, también otras cosas… ¡Ay cuando entró en escena Rodolfo Sancho! Me vuelvo a dar a la banalidad… Rectifico. Nos regala su talento en el papel de Fernando el Católico. Y no es el único. Mención merecen también (algunos están realmente brillantes) Bárbara Lennie, como Juana de Portugal; Pablo Derqui, encarnando a Enrique IV; Pedro Casablanc, como Carrillo; Peris Mencheta, en el papel de Gonzalo Fernández de Córdoba; y el todopoderoso Ginés García Millán, genial como Juan Pacheco.

Pero –casi siempre hay un pero- no todo en esta serie está de “buen ver”. Los decorados se quedan pobres. Sí, ya, los castellanos somos austeros, pero no tanto. Y los efectos especiales, mejorables. Igual que los cromas. Ahora, no le pidan peras al olmo, que estamos en crisis y es RTVE. Bastante que se estrenó, porque corrió el peligro de quedarse en un cajón, como tantas otras. Por suerte para todos, ganó el buen criterio, porque “Isabel” es de esas series que hay que ver. Un poco de amor, algo de sexo, intrigas palaciegas e historia, que no hace falta inventarse, porque está ahí.

Ya espero ansiosa la siguiente temporada. Están en pleno rodaje, y de promoción, dado que el programa MasterChef, de la misma cadena, ha elegido como escenario el plató de “Isabel” para su tercera entrega, que se emite hoy martes. Los concursantes trabajarán para ofrecer una degustación a todo el equipo de la serie.

Yo me conformo con probar el menú de la segunda etapa de la vida de esta reina. Y es que, os acordáis de esa escena de “La naranja mecánica”?, esa maravilla de Kubrick… (¡Ay! ¡Qué me desvío otra vez!). Ésa en la que le colocan unos objetos al protagonista que le impiden cerrar los ojos para obligarle a ver largas sesiones de violencia. Esta terapia de choque responde al objetivo de alejarle de la delincuencia, convertirle en un hombre de bien, que llegue a aborrecer la violencia que practicaba. Pues bien, podríamos hacer lo mismo con un importante número de ciudadanos de este país -incluida yo, no os vayáis a creer- y en la pantalla proyectar  “Isabel”. ¿De qué nos curaríamos entonces?

Anuncios

2 comentarios el ““Isabel”, en el trono de la ficción española

  1. Sergio
    25 abril, 2013

    Que ganas de la segunda temporada!!! Una recomendación muy enriquecedora a nivel de conocimiento histórico de este país.

    • recomiendocultura
      25 abril, 2013

      Gracias Sergio. Nosotras también tenemos muchas ganas. Ya están rodando la segunda así que en breve los tendremos en nuestro televisor 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En marcha y sin pausa

"El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera." David Viscott

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

Condensador de Fluzo

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

Plásticos y Decibelios

Noticias musica, radio online y las mejores canciones, por Julián Ruíz

Periodistas de cine

Un blog llenito de spoilers para todos aquellos a los que les gusta leer el cine además de verlo.

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: