Recomiendo Cultura

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

Matar a un periodista

Matar a un periodista

Judith Muñoz Macho / @opinionadas

¿Por qué es interesante leer “Matar a un periodista”? porque narra seis historias reales de personas que fueron asesinadas ejerciendo su profesión: el periodismo. Sucesos ocurridos en pleno siglo XXI, asesinatos ejecutados a sangre fría sin juicios posteriores porque, parece ser que, en estos casos concretos (y todos conocemos más como es el ejemplo de José Couso) matar a un periodista sale gratis y esto es un hecho que no solo los periodistas deben criticar sino cualquier ciudadano con derecho a ser informado.

Terry Gould, autor de este libro, pretende contestar a una pregunta: ¿qué es lo que hace que un periodista que ha sido amenazado de muerte continúe trabajando? No es el dinero, pues los seis protagonistas de estas historias no disfrutaban de una vida de privilegios, sino más bien sus sueldos eran precarios como el de muchos de los periodistas que ejercen en el 2013.
La búsqueda de la respuesta a esta pregunta es lo que lleva a este periodista de investigación a viajar a cada una de las ciudades donde sus compañeros de profesión fueron asesinados cruelmente y entrevistarse con familiares, amigos, jefes… etc. Por eso este libro tiene tanto valor, porque fue escrito sobre el terreno, asfalto que, unos años antes de la visita de Terry Gould, había recogió la sangre de estos redactores asesinados: Guillermo Bravo (Colombia) fue asesinado por un pistolero en su propia casa, recibió disparos en el corazón, la mandíbula y la frente. Marlene García-Esperat (Filipinas) fue asesinada el día de jueves santo en su casa, delante de sus hijos, el asesino la disparó en el ojo derecho. Manik Chandra Saha (Bangladesh) murió en la calle cuando un hombre le llamó por su nombre y acto seguido le tiró un cóctel a la cara que explotó contra su cabeza. Anna Politkovskaya (Rusia) murió tiroteada en el ascensor del edificio donde tenía su apartamento. Valery Ivanov y Alexei Sidorov (Rusia) murieron también a sangre fría: Ivanov recibió dos disparos de un hombre que se le acercó por la espalda cuando venía de comprar con su mujer y Alexei recibió once puñaladas en la calle. Khalid W. Hassan (Irak) fue tiroteado en su coche en plena calle en Bagdad.

¿A quienes molestaron tanto estos periodistas para ser asesinados? Según nos explica Gould en “Matar a un periodista”, a los gobernantes, políticos corruptos principalmente con intereses empresariales, razón quizá por la cual sus asesinos no han sido juzgados. Muchos de estos políticos siguen en el poder hoy en día.

“Matar a un periodistas” es un libro de rabiosa actualidad, los datos lo avalan: en 2012 fueron asesinados 88 periodistas y 47 periodistas ciudadanos por ejercer el peligroso oficio de informar en terrenos conflictivos. El año más mortífero para los periodistas en los últimos 17 años, según el Balance Anual de Reporteros Sin Fronteras. Pero hay más: a los 88 periodistas y 47 internautas y periodistas ciudadanos asesinados se le suman los 879 periodistas detenidos, 1993 periodistas agredidos o amenazados, 38 periodistas secuestrados, 73 periodistas que han tenido que huir de su país, 6 colaboradores de los medios de comunicación asesinados, 144 blogueros e internautas detenidos y 193 periodistas encarcelados.

Datos que se pierden entre la ingente cantidad de más datos que todos los días escuchamos, pero pensemos que detrás de esos números hay un nombre con apellidos, un hombre o mujer, personas como nosotros, personas reales y “Matar a un periodista” ofrece esa visión humana de personas, no perfectas, no héroes, con carencias morales… y que murieron por ofrecernos una noticia en un medio de comunicación. Información por la que a veces pagamos al comprar el periódico y a veces consumimos gratuitamente en Internet sin pensar que detrás de esas letras puede haber alguien que hoy este siendo amenazado para no escribir, también para no grabar o fotografiar,  y aún así nos sigue regalando su trabajo. Lo cuál, ahora que lo pienso, me lleva a reflexionar sobre si la información que consumimos debería seguir siendo gratuita… pero eso ya es otro debate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En marcha y sin pausa

"El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera." David Viscott

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

el condensador de fluzo

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

Plásticos y Decibelios

Noticias musica, radio online y las mejores canciones, por Julián Ruíz

Periodistas de cine

Un blog llenito de spoilers para todos aquellos a los que les gusta leer el cine además de verlo.

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: