Recomiendo Cultura

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

El Apartamento

apartamentoFotograma de “El Apartamento” con Lemmon y MacLaine en el ascensor

Victoria M. Ballesteros / @victoriambc

Cuando se sale con un hombre casado, una nunca debe ponerse rimel”. Es una de las frases míticas de una también mítica película, siempre en las listas de las mejores comedias de todos los tiempos, incluso de las mejores cintas. Es “El Apartamento”, esa maravillosa obra que Billy Wilder nos dejó en 1960.

El director firmó todo un encaje de bolillos en escena; algo diferente y, sobre todo, entretenido. Es complicado mezclar con tanta maestría la comedia, el drama y el romance de modo que el resultado final sea una simbiosis perfecta de todo ello: te hace reír, llorar, contemplar una historia de amor y arroja una dura mirada sobre diferentes estereotipos de la sociedad, especialmente en lo que se refiere a ciertas conductas moralistas. Un cóctel brillante que invita a la reflexión en varios campos mientras uno no sabe si echar la lágrima, esbozar una sonrisa o simplemente disfrutar de lo que ve en pantalla.

Llegados a este punto, toca hablar del argumento, donde C.C. Baxter es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas. Es su manera de intentar ascender.

Jack Lemmon es ese oficinista, por supuesto, soberbio en el papel. El personaje da para mucho y encarna parte de esa ácida crítica a la sociedad de los ’50. Un tipo gris, que no triunfa, no gana, no encandila, no destaca… Deshumanizado en una gran oficina de una gran ciudad, donde nadie sabe quién es. Falto de valores y de aspiraciones cae en la desidia y abandona su dignidad en pro de conseguir el éxito. La luz le llega de la mano de Shirley MacLaine (obvio que brilla y mucho), una ascensorista, amante de uno de los jefes que usan su apartamento.

El Apartamento” es una de las mejores obras de Billy Wilder. No en vano, se hizo con cinco Oscar: Película, Director, Guión Original, Dirección Artística y Montaje.

Naturalidad y franqueza para una historia de guión perfecto. Acompaña también la banda sonora de Adolph Deutsch.

Elevaré a la categoría de pecado el no haber visto, al menos una vez, semejante derroche de cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 diciembre, 2013 por en Cine y etiquetada con , , , , , , , , .
En marcha y sin pausa

"El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera." David Viscott

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

Condensador de Fluzo

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

Plásticos y Decibelios

Noticias musica, radio online y las mejores canciones, por Julián Ruíz

Periodistas de cine

Un blog llenito de spoilers para todos aquellos a los que les gusta leer el cine además de verlo.

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: