Recomiendo Cultura

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

La antirrecomendación: Drácula

Drácula

Judith Muñoz Macho / @opinionadas

Tenía muchas esperanzas en esta serie. Drácula, Jonathan Rhys Meyers, colmillos, sensualidad, una historia, la de Bram Stoker, mítica, perfecta y exquisita. A priori nada podía salir mal pero lo que ha salido es peor, peor que mal, es vergonzoso.

Lo primero a tener en cuenta es que para ver esta serie hay que olvidarse por completo de lo que Stoker narró en su novela; los nombres de los personajes son los mismos pero poco tienen que ver con los originales. Es, por tanto, una adaptación libre de la novela original. Totalmente lícito, aunque lanzarse a adaptar un peso pesado de la literatura, llevada al cine en múltiples ocasiones, es complicado, atrevido y el resultado puede ser un fiasco, como es el caso.

Lo que cuenta: Alexander Grayson, es decir, Drácula, regresa a la vida terrenal gracias a Van Helsing, quien se convierte en su aliado para eliminar a los miembros de la Orden del Dragón. De este modo, Drácula, aparece en Londres haciéndose pasar por un empresario estadounidense que quiere introducir en el mercado una novedosa energía inalámbrica. Entre todo esto aparece Mina Murray y Jonathan Harker, la pareja de enamorados. Ella aspirante a doctora y la viva imagen del gran amor del pasado de Drácula, él, periodista que acaba trabajando para el chupasangre. Aún hay más y es que en este Londres existen unos cazadores de vampiros que andan tras la pista de Drácula, mezclándose (sexualmente) con él sin saber realmente que es a quien buscan.

Fotograma de la serie Drácula

Fotograma de la serie Drácula

Quizá sobre el papel parezca una trama entretenida; un poco rocambolesca, pero entretenida. Entonces ¿por qué no funciona? Ninguna de estas tramas están bien hiladas, se quedan en un quiero y no puedo que hace que el espectador no entienda a veces qué le quieren contar (o quizá lo que le quieren contar es tan simple que parece increíble que alguien haya escrito eso), los diálogos, en ocasiones absurdos, no ayudan a la figura principal, Drácula, un Jonathan Rhys Meyers que tiene planta pero no maneras. Y por último, para los conocedores de la historia original, es difícil creerse las nuevas personalidades de los personajes, muy difícil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En marcha y sin pausa

"El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera." David Viscott

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

Condensador de Fluzo

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

Plásticos y Decibelios

Noticias musica, radio online y las mejores canciones, por Julián Ruíz

Periodistas de cine

Un blog llenito de spoilers para todos aquellos a los que les gusta leer el cine además de verlo.

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

Recomendaciones culturales: cine, música, series, libros

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: